fbpx

Carrito

Cómo conseguir más luz en una habitación oscura

By 22 octubre, 2019 Decoración

En decoración de interiores, la iluminación juega un papel decisivo para darle vida a los espacios. La luz permite que los espacios se presenten frescos e incluso impulsan a que las emociones sean más interesantes, despejando las emociones. Los espacios sin luz tienden a estresar y bloquear la mente.

Por eso, si ya has percibido que tu habitación necesita de un tipo de iluminación superior, capaz de relajar tus sentidos y tus ideas, ten en cuenta algunos de los consejos que te daremos en esta entrada para conseguir mas iluminación en una habitación oscura. Así, podrás redefinir la armonía que debe tener toda habitación, como lugar de descanso personal.

 

¿Cómo conseguir más luz en una habitación oscura?

Aprovechamiento de la ventana

Este es uno de los aspectos más esenciales. La ventana es el pulmón de una habitación, por lo que es realmente extraño que existan habitaciones desprovistas de esta. Para aprovechar la ventana ten presente que no existan objetos que obstaculicen su intensidad.

Por lo general se sugiere que la cama sea ubicada frente a la ventana, o bien que se ubique de manera lateral a la misma. Más allá de aprovechar la ventana, es importante que utilices cortinas o estores de condición semitransparente. Es decir, que sean una especie de telón que filtre la luz de manera suave y fresca. Aquí te dejamos nuestro catálogo de estores

 

 

En ocasiones, el uso de cortinas de colores neutros como el blanco o el gris, lograrán que la habitación adquiera una elegancia mas sensacional. Estos colores neutros son fantásticos para aportar en ese tipo de iluminación y conseguir más luz en una habitación oscura.

Luces artificiales

El otro aspecto esencial en la iluminación de habitaciones oscuras recae sobre las luces artificiales. La luz del sol es importante, pero en las noches no está presente. Además no siempre tenemos ventanas grandes que otorguen una gran luz natural. Así que debes elegir un tipo de iluminación fuerte, que empiece precisamente por la bombilla del techo.

 

VS

 

Debes siempre evitar luces cálidas de bombillas con tonos amarillos o naranjas. Éste tipo de bombillas proporcionan una iluminación menor, que puede ser más acogedora, pero si tu intención es conseguir más luz, las bombillas de luz blanca harán que tu habitación tenga una iluminación más similar a la luz natural.

Se sugiere hacer uso de lámparas de pie y ubicarlas a cada lado de la cabecera de la cama. Las lámparas pequeñas sobre las mesillas de noche también son otra opción fascinante. Hay que aprovechar todo tipo de iluminación artificial, aunque sin exagerar, ya que entonces el espacio se satura de demasiada luz.

Los colores

Los colores aportan en gran medida a la iluminación de una habitación. Imagina por un instante una habitación donde las paredes sean del todo negras. ¿Qué ocurre? Que cuando la bombilla principal está encendida, la luz que se proyecta es menor y genera un espacio más acogedor, pero menos iluminado.

 

 

VS

 

 

Entonces, precisamente empezando por el techo, se sugiere hacer uso de colores claros. Ya sea el blanco, el gris claro, el amarillo o el beige, estos colores tienen la virtud de propagar la luz y permitir que se replique, inundando todo el lugar.

El tema de los colores implica también el que se presentan en las sabanas y la estética de las camas. Hay que identificar de qué manera aprovechar los colores para que continúen rebotando el efecto de la luz.

Aquí puedes ver cómo combinar los colores en decoración de interiores de forma eficiente.

Espejos

Los espejos tienen la gran virtud de reflejar la luz y al mismo tiempo de crear la ilusión de que tu habitación es mucho más grande. Así que aprende a ubicarlos en un lugar donde rebote a la perfección la luz solar, o bien, la misma luz artificial que tengas a tu disposición. Son una gran opción para iluminar una habitación oscura.

Distribución de los muebles

Si cuentas con una habitación espaciosa, donde tengan protagonismo otros muebles como butacas o sofás, debes saber distribuirlos y ubicarlos de manera inteligente. Así, el espacio no se verá saturado ni generarán sombras cuando se proyecte la luz sobre los colores.

 

 

Entre menos exista la proyección de sombras por parte de los muebles, más intenso será el impacto de la iluminación. En muchas ocasiones lo mejor será eliminarlos. En esta categoría de muebles también es importante reconocer hasta qué punto decorados como los tapetes o los cuadros contaminan la distribución de la luz. Recuerda, a veces menos es más. Intenta no recargar demasiado para conseguir aspectos iluminados, minimalistas y diáfanos.

Madera

Finalmente este es uno de los tips mas curiosos que existen. La madera es un elemento que se hace cargo de generar una sensación cálida ante tus sentidos. Además, se presenta como un color neutro, que entre más claro sea, más iluminación podrá proyectar.

Maderas oscuras tienden a proporcionar una sensación de habitación peor iluminada, mientras que usar maderas claras en suelos y muebles te hará conseguir más luz en una habitación oscura.

Aprende a ubicar decorados donde esté presente este elemento y ten por seguro que entenderás por qué incluirlo en tu habitación, dará una sensación más fresca sobre el modo en que rebota la iluminación.

 

Leave a Reply